Las plantas en la primavera

las plantas y la primavera

Las plantas en la primavera

Las plantas en la primavera hacen de ella sin duda alguna la época más bella del año, siendo esta añorada por poetas, enamorados y amantes de nuestra ciudad, pues es cuando luce más verde, colorida y bella que nunca, de igual forma por todos los amantes de la jardinería, debido a que es el momento del año, donde por fin podrán ver el fruto de su trabajo hecho realidad, seguir el nacimiento de cada brote, podar para eliminar la maleza y abrir espacio para la nueva vida.

Por eso queremos darte a conocer ciertos consejos para que aprendas a cuidar de la mejor manera las plantas en la primavera y vivas una experiencia inmejorable.

Los embates y arremetidas de las fuertes oleadas de vientos fríos que nos dejó el invierno, nos puso a temblar, por eso imagináte si así hizo con nosotros, ¿cuánto más con las frágiles plantas y flores de nuestro jardín? Por ello para dejar los daños del invierno atrás, tenés que tomar en cuenta que las temperaturas serán mayores ahora, por eso el cambio climático podría llegar a afectar tus plantas de manera parcial y en casos puntuales con ciertas especies acabarlas por completo.

Te invitamos a que te tomes 5 minutitos de tu tiempo y leas unos cuantos consejos necesarios que tenemos para vos, los cuales te ayudarán a que cuides de forma correcta a tus plantas.

Cuidá el riego, el abono y el sol

Sin lugar a dudas esta combinación, es el origen de la vida en la tierra y lo será siempre. En primavera empiezan a aparecer nuevos brotes, por ello es cuando más agua, nutrientes y sol regulado debés proporcionarle a las plantas y flores que tengas en casa, recordá que van saliendo del frío invierno y se encuentran un tanto débiles para valerse por sí mismas, pues son nacimientos que no contemplan la resistencia a la exposición solar plena por lo cual necesitan estar bien hidratados y alimentados, más no en exceso.

Nota: el incremento de la cantidad de agua diaria debe ser progresiva, no querrás saturarlas, minimizando la calidad y cantidad de los nutrientes que pueden absorber de la tierra.

Nota 2: Si necesitas un el sistema de riego ideal para tu jardín no olvides visitar nuestro artículo: Programadores de riego, descubrí todo lo referente.

Trasplante

Durante el frío de meses anteriores la mayoría de la vegetación pasa a estar en una situación de letargo, por ello te aconsejamos no moverlas de un lugar a otro (quizás no lo soporten), por ello te sugerimos esperar al menos unas tres semanas, para que las plantas se fortalezcan lo suficiente con la luz solar, agua y nutrientes, para que logren resistir el cambio de ubicación que querés darle.

Erradicá las plagas y los insectos

Estos pequeños seres también aman la llegada de la primavera, pues para ellos es mucho más sencillo conseguir una fuente de alimentos en los brotes que recién aparecen. Hormigas, cocos, pulgones, babosas, caracoles y ácaros son los más comunes, sin embargo vos mismo podés armarte con pesticidas caseros.

Algunos de los elementos que debés usar son: el ajo, el cual es un potente repelente de pulgones y hormigas, podes hacer una mezcla sencilla pulverizando unos cuantos dientes y echándolos en un par de vasos de agua, con esto podrás rociar las hojas de tus plantas y mantenerlas a salvo.

Otra manera es con la cáscara de huevo, pues no sólo es un magnífico fertilizante, sino que es ideal para mantener al margen caracoles y orugas.

Si hervís un poquito de cilantro en medio litro de agua, tendrás suficientes maneras de alejar a los cocos y babosas.

Mezclar dos tazas de aceite vegetal con un poco de jabón líquido,  esparcido por las hojas y tallo, creará una resbalosa capa que protegerá tu cultivo de acaros, cochinillas y pulgones.

1/2 litro de leche, 2 tazas de harina y 8 litros de agua te dará un potente repelente para mucho rato, pues con tan sólo rociar tus plantas con un poco de esta mezcla, las protegerás de una innumerable cantidad de insectos nocivos para ellas.

Nota: si no deseas hacer tu propio ‘pesticida’, utilizá los más suaves que encontrés en el mercado, así no perjudicarás el crecimiento de los brotes ni si desarrollo.

Si querés plantar y aprovechar el inicio de la primavera, te lanzamos estos datos que facilitarán tu labor en la jardinería.

21 Septiembre

Si es Césped, sembrá o resembrá si estaba muy deteriorado el anterior, regá y peinalo en las mañanas.

Si son plantas de maceta, sacalas al sol, pero no por tiempo prolongado, permití que se aclimaticen poco a poco.

Si son Rosas y/u otras flores, cortá las muertas y quitá los petalos marchitos, regalas en las mañanas y dale medio día de sol, ayudá a que aflore nueva vida.

21 Octubre

Reforzá el abono y los nutrientes de tu jardín. Utilizá fertilizantes si es necesario.

Podá la ramas y hojas muertas, dale más espacio a la nueva vida y eliminá la que no resistió el azote del invierno.

Aumentá la frecuencia del riego y su abundancia, especialmente en las especies recién plantadas.

Verificá que no exista maleza ni insectos invadiendo tus plantas.

21 Noviembre

Remové la tierra superior de las macetas y campo para mejorar la absorción del agua y nutrientes.

Volvé a podar y mantené en cierto rango a las ramas de mayor longitud.

Tus plantas están listas para dar bienvenida a la primavera con brazos abiertos y comenzar su período de crecimiento activo.

Seguí los consejos que te acabamos de dar y que las plantas en la primavera luzcan como nunca y así puedas disfrutar al máximo de tu jardín.

Gracias por visitarnos ¡hasta la próxima!

Compartir este artículo